Home / Duelos y Pérdidas / ¿eres una persona apática?
¿eres una persona apática?
La Apatía nos mata

¿eres una persona apática?

Por la mañana, cuando salí a caminar vi en el parque un grupo de adultos mayores haciendo ejercicio, cuando daba la vuelta al circuito y me topaba con esta maravillosa imagen bajaba la velocidad para poder admirarlos (no es que fuera a una gran velocidad solo la bajaba más!!) Contemplar a estas personas que deben estar entre los 75 y 80 años llenó mi alma de alegría. Impecables, con un semblante feliz, el empeño y el entusiasmo con el que convivían y ejercitaban sus cuerpos me ocasionó una gran emoción. Era un cuadro perfecto, gigantescos y robustos árboles verdes y gente, gente emanando vida….

Mi pregunta es, ¿cuántas de nuestras actividades se rigen con ese mismo entusiasmo? ¿Tenemos que llegar a la cúspide de nuestra vida en años para vivir apasionadamente? Desafortunadamente también he notado de una forma más disparada la apatía con la que la gente camina por la vida, quejándose de los terribles problemas matrimoniales que viven, de la soledad en que están envueltos por no tener una pareja, de los grandes problemas que a diario se topan en el trabajo. Que si sus hijos adolescentes son difíciles, de por qué llueve tanto y peor aún, declarando que ojalá dejara de llover para que sus actividades no se vean perjudicadas.

En resumen: yo, yo, yo…. Vivimos ensimismados. La consecuencia de ese egoísmo es la apatía que hace referencia a la desidia, el desgano, la indiferencia y la falta de fuerza. Se trata, en otras palabras, de un estado de ánimo que se refleja en la ausencia de ganas o entusiasmo. Las consecuencias en muchos casos son depresión, amargura. ¿Es posible que la gente decida vivir así? Ocupamos nuestro tiempo en quejarnos y ver pasar la vida sin tener objetivos claros. Sin una visión….

Los problemas del matrimonio no se resolverán solos, el cansancio y el afán diario te llevan a ser apático, a un ataque en el pensamiento de “para qué me esfuerzo si todo será igual”, noooo! Hay cientos de recursos que puedes obtener para restaurar tu vida y ordenarla, tu hijo adolescente no dejara de beber sólo porque te vea con enojo o frustración, tienes que moverte, saber las causas de su mal comportamiento y accionarte, buscar ayuda intencional y pro-activamente, tus relaciones laborales no se resolverán sólo porque crees que se te debe algo, muestra tu excelencia, ¡te edifica a ti!

Dejas la apatía a un lado y activamente decides moverte para que tu vida llegue al punto en donde anhelas estar, nadie más lo hará por ti, tú eres responsable de tu vida, ni tu esposo, ni tu jefe, ni los amigos se adentrarán en tí para resolverte.

Intencionalmente debemos tener objetivos en nuestra vida, irlos cumpliendo, tener prioridades ordenadas y responsables: tú esposo, tus hijos, tu familia, tu trabajo, el más importante Dios. ¿Cuántas veces al día agradeces por lo que tienes? Es más, olvídate del ” al día”, a la semana! Incluso para ser agradecidos nos hemos vuelto apáticos.

También es justo decir que es posible experimentar este desgano en un día aislado, algunas veces en una corta etapa o en un largo período de la vida por una situación difícil: la muerte de un ser querido, la pérdida del trabajo, situaciones duras en nuestra vida.
Muchas veces se llega a este estado después de estar un tiempo luchando sin éxito por superar una situación difícil. Sin más, bajas los brazos… pero sigues vivo! Aferrarse a la vida es hacerle frente a la situación, regresar a la pasión.
Entendamos que hay un obstáculo enorme que se interpone entre las personas y su felicidad: la apatía.

Sí, Sí puedes moverte y erradicar la apatía, lo veremos en el siguiente artículo.
¡Disfruta de un hermoso día!

Acerca Ana

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Scroll To Top